© 2018 by Working Mom AF

Sígueme

Soy Mamá y Profesionista de Tiempo Completo

May 29, 2017

1/1
Please reload

Buscar por etiqueta:
Mi selección:

El Home-Office de una Working Mom

May 28, 2017

 

 

Tengo que decir que he sido afortunada en mis dos únicos empleos pues he tenido la oportunidad de equilibrar mi familia con mi trabajo. Tan es así que no quise tomar el tiempo de incapacidad legal después de mi embarazo porque podía con todo, facilidad de home office o tiempo flexible que me permitía estar con mi bebé todo el tiempo sin descuidar tampoco mi trabajo pues realmente disfruto trabajar.

Era tan cómodo todo que funcionaba perfecto, el equilibrio que necesitaba para ser nueva mamá y seguir sintiéndome YO como profesionista, pero también mi esposo y yo nos dimos cuenta que los gastos subían y subían con el pequeño nuevo integrante de la familia y que para mí era necesario buscar otra opción de trabajo donde pudiera tener más ingreso, además de darme cuenta que también tenía ya la inquietud de crecer profesionalmente por muy cómodo que resultara ese equilibrio para mí. Cambie de empresa y también tuve la fortuna de encontrar un trabajo como coordinadora que no era necesario estar en una oficina 8 horas, tenía un horario relativamente flexible y donde el objetivo era cumplir con mi trabajo estuviera donde estuviera, y claro ir a juntas donde era necesario que fueran presenciales. Era un negocio nuevo tipo Startup por lo que se prestaba a tener esta nueva forma de trabajo.

 

CALIDAD SOBRE CANTIDAD

Pero siendo Working Mom y por más que tenía la facilidad de tener ese equilibrio entre familia y trabajo pues no era tan fácil como uno se lo imaginaria, y siendo mamá primeriza creo que lo complica aún más porque  literalmente si se trata de tu bebé, todo te agobia y quieres estar completamente involucrada en el desarrollo de tu hijo. Pero aprendí que es prácticamente imposible hacer las dos cosas al mismo tiempo ( y no me contradigo eh?) las mujeres de que podemos con todo podemos con todo, tenemos ese don Multitasking que nos permite hacer mil cosas al mismo tiempo, pero también somos humanas y nuestro margen de error es enorme cuando quieres sobre pasar tu niveles de Super Mujer, pero no está bien que mientras estemos trabajando estemos leyendo artículos sobre “ La mejor alimentación para tu bebé” y  mientras estamos alimentando a nuestro bebé estemos con el teléfono en la mano coordinando juntas o con la computadora haciendo reportes… o estas con uno o con otro pero nunca con tus dos roles al mismo tiempo, porque segurito algo se te va.

 

ESTABLECE OBJETIVOS Y ARMA TU PLAN

 Por lo que a mí me funciono tener rutinas y horarios establecidos para que nada se me fuera de las manos tanto con mi bebé como con mi trabajo, al principio me volvía loca porque todo era nuevo para mí y lo más importante eran las necesidades de mi bebé, obviamente cuando tuve mi momento de explotar me di cuenta que no estaba usando mis habilidades de administración para aplicarlo también en casa, así que decidí reorganizar mi día a día, y me di cuenta que si bien como nuevas mamás nos adaptamos a nuestro nuevo rol y a nuestro pequeñito, la realidad es que nosotras debemos de lograr esa adaptación, yo ya tenía ese trabajo, yo ya era esposa, yo ya hacia bien mi trabajo antes de las llegada del bebé más bien lo que tengo que adaptar es mi tercer factor que es el. Ahí fue es cuando comencé a adaptar el horario de mi bebé al mío y no al revés todo empezó a fluir poco a poco, si bien me dijeron es que ellos nacen sin saber nada de horarios ni de rutinas ni de nada, más bien nosotros como padres les tendríamos que enseñar cómo funciona todo y que para eso estaban las maravillosas rutinas, que a mí me funcionaron tanto para dormir ya noches completas como para tener horas productivas de trabajo . Así que fui armando esas rutinas de mi bebé entorno a mí. Me ayudaba dividir mi trabajo diario en partes, suponiendo 3,  si me iba a meter en la computadora tenía que ser obligatorio para mi estar de 2 o 3 horas 100% productivas hacer bien mi trabajo y cumplir la primera parte esto acomodándolo a las siestas de mi bebé y su ratito de juego solo, para después de terminar esa primera parte de mi trabajo pasar un ratito de calidad con el jugando o dándole de comer, hasta que llegara el relevo que en mi caso es mi marido, él se dedicara a estar con él un rato mientras yo me dedicaba otro rato a mi trabajo y así, nos la llevábamos, relevándonos para que nuestro pequeño tuviera ratitos efectivos con sus papás sin que nosotros descuidáramos nuestro trabajo.

 

PONTE TIEMPOS LIMITE QUE SEPAS PUEDAS CUMPLIR

Pero también hay algo que considerar y es que hacer home office es un arma de doble filo si tampoco sabes administrar tu tiempo a TU favor, así que si bien no tienes horario fijo es literal no tienes horario fijo, cumples todas tus tareas como mamá pero al querer terminar todo tu trabajo no te pones un tiempo límite y te dan las 2 de la mañana pegada a la computadora porque quieres hacer todo en un día como te lo habías planteado o das la oportunidad para que te sigan pidiendo cosas de tu trabajo a cualquier hora. Ahí me vino mi segundo momento de explosión  el cansancio me estaba matando, podía con todo pero nunca pensé que la cabeza y el cuerpo algún día tenían que decir: “ya basta…”, y fue entonces cuando decidí que era el momento de adaptar el trabajo a mí y que si bien hay funciones y horarios que cumplir estos tienen que ser horarios razonables, tal vez sentía algún tipo de culpa por no dedicar TODO mi tiempo al trabajo que me estaban pagando por hacer aunque yo cumplía con mis actividades así que permitía que me pidieran y  llenaran de cosas a cualquier hora, pero no, esto no estaba funcionando para mi bienestar físico y emocional, al final mi trabajo no era por horarios si no por objetivos, así que establecí horarios que funcionaran tanto para la gente con la que trabajaba como con mi familia. A las 7 de la noche se cerraba el changarro, y era cuando empezaba mi tiempo en familia, como mamá preparando a mi bebé para dormir y como esposa cenando y compartiendo con mi esposo tiempo de calidad, pero me prometí que nada ni nadie afectaría mi momento con mi familia así fueran solo 3 horas pero sería mi tiempo con ellos.

Y fue así como aprendí a adaptar a MI, mis roles como madre y profesionista para lograr no solo un equilibrio entre familia y trabajo sino combinarlo con mi equilibrio, físico, mental y emocional.

Tengo que ser honesta y la verdad es que para mi experiencia no leí nada al respecto sobre Home Office pero para propósitos de este Blog  y ayudarte a entender un poco sobre lo que intento expresar me puse a googlear: “tips para home office” y di con este artículo que al parecer efectivamente lo que me ayudo a mí y lo aplique como Dios me dio a entender es lo que aconsejan aquí así que te digo, no estamos solas! Todas pasamos por lo mismo. Si ya estás en el rollo de hacer Home Office o estas por intentarlo te recomiendo leerlo :

 

"Home office, sin morir en el intento"- http://www.marthadebayle.com

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload